Abiertas postulaciones al Premio de Investigación Científica Universitaria 2015

Se encuentran abiertas las postulaciones para la tercera versión del Premio Investigación Científica Universitaria 2015, iniciativa que se enmarca en un acuerdo de colaboración entre las universidades chilenas y Banco Santander, con el fin de distinguir en la labor científica de médicos e investigadores que estén focalizados en desarrollar investigaciones con alto impacto en la salud de los chilenos.

Universia Chile, por medio de su director general, José Pedro Fuenzalida, cumple la labor de coordinar al jurado compuesto por la doctora Gloria Valdés, jefe del Departamento de Nefrología de la P. Universidad Católica de Chile y miembro de número de la Academia Chilena de  Medicina; Rodolfo Armas, Premio Nacional Medicina 2010; el doctor Fernando Mönckeberg, Premio Nacional Medicina 2012; y los decanos de las Facultades de Medicina, el doctor Luis Ibáñez (P. Universidad Católica de Chile); el doctor Jaime Contreras (U. Andrés Bello); el doctor Humberto Guajardo (U. de Santiago); el doctor Manuel Kukuljan, (U. de Chile), y el doctor Rogelio Altuzarra, (U. de los Andes).

Este año, el tema elegido por el jurado es “Hipertensión arterial, dislipidemias y enfermedades cardiovasculares”, que representan el 27% de las defunciones en el país, de acuerdo a cifras del Instituto Nacional de Estadísticas (INE). Obesidad, tabaquismo, sedentarismo y condicionantes genéticas son algunas de las causas.

Según estadísticas de la Sociedad Chilena de Cardiología y Cirugía Cardiovascular (Sochicar), más de la mitad de los adultos presenta dos o más factores de riesgo cardiovascular. Se estima que la prevalencia de hipertensión es cercana al 26%, mientras que el colesterol total elevado o colesterol HDL (bueno) disminuido alcanza al 63% de la población general mayor de 17 años.

Para el doctor Rodolfo Armas, quien en 2010 fue nombrado Maestro de la Medicina Interna de Chile, la más alta distinción honorífica otorgada a sus miembros por la Sociedad Médica de Santiago - Sociedad Chilena de Medicina Interna, “nuestra población ha ido envejeciendo y en consecuencia aparecen males propios del adulto. La hipertensión arterial, dislipidemias y enfermedades coronarias hay que tomarlas en conjunto porque están muy entrelazadas y se denominan ‘síndrome metabólico’. Es muy importante que el Premio de Investigación Científica Universitaria apunte a investigaciones sobre estas enfermedades que son tema gravitante para el país”.

“Una mala alimentación aparece como uno de los principales factores de riesgo, por ejemplo, en los colegios la cifra de obesidad es preocupante y esta es una tendencia de larga data en Chile. En la medida que la gente va aumentando de peso, crecen los peligros. Esta es una epidemia global”, señala el especialista.

En 2014, en los menores de seis años, la malnutrición por exceso de peso se presentó en uno de cada tres infantes (33,8%), mientras que el porcentaje de obesidad en este grupo alcanzó un 10,2%, según un estudio del Ministerio de Salud publicado en diciembre de 2014.

De acuerdo a esa investigación, entre los Estados de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), nuestro país se ubica en el sexto lugar con mayor obesidad con un 25,1% entre la población mayor de 15 años. Asimismo, la Encuesta Nacional de Salud 2009-2010, evidencia un porcentaje de malnutrición por exceso de 39,3% en sobrepeso y 25,1% de obesidad en población mayor de 15 años.

“Estos antecedentes confirman que se debe investigar, investigar e investigar. Hay temas cruciales: por qué hay niveles tan altos de diabetes, la creación de medicamentos para tratar este mal, buscar mecanismos para detectar, por ejemplo, quiénes son las personas que tienen presión alta, hacer un seguimiento, medir la magnitud de estos problemas. En un síndrome metabólico clásico; la persona tiene diabetes, hipertensión arterial, alteraciones en los colesteroles, grasa en el hígado, y eso va produciendo daño. Hoy la enfermedad del hígado más frecuente es la producida por la obesidad”, concluye el doctor Armas, invitando a los investigadores a presentar sus propuestas hasta el 10 de septiembre de 2015.

El Premio

Evaluará dos categorías de investigación. Una es la Senior, que recibirá US$ 70.000, que incluye estudios ya realizados, de carácter clínico o de salud pública, que no superen los 10 años de realización.

Hay un estímulo al Investigador Joven, que obtiene US$ 30.000, y que corresponde a estudios que están en desarrollo y de carácter básico.

Se otorgará al investigador jefe de cada categoría una beca de pasantía de US$ 5.000 de hasta dos meses en el extranjero.

Las postulaciones se recibirán hasta el jueves 10 de septiembre de 2015, y los resultados se comunicarán el viernes 29 de octubre, tras la reunión del jurado.

Ganadores anteriores

En 2013 se realizó a la primera versión del Premio a la Investigación Científica Universitaria, que se enfocó en los mejores trabajos en el campo de investigación del cáncer, segunda causa de muerte en Chile y que a nivel mundial ocupa el primer lugar.

Fueron premiadas los estudios “Los ARN’S mitocondriales no codificantes como blancos generalizados para el diagnóstico y terapia del cáncer”, realizado por un equipo de la U. Andrés Bello y dirigido por el doctor Luis Burzio, en categoría Senior y, por la categoría Inicio, el “Estudio de la quimioresistencia del gliobastoma multiforme humano”, efectuado por el equipo de la U. Austral de Chile liderado por la doctora Claudia Quezada.

La segunda versión (2014) se centró en la “Obesidad y su impacto en la salud de los chilenos”, resultando como ganadores dos investigadoras que realizaron sus trabajos con el Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (INTA), de la Universidad de Chile.

En la categoría Senior, el reconocimiento recayó en la doctora Camila Corvalán, magíster en Salud Pública y doctorada en Nutrición en la U. de Emory, EE.UU., por su “Estudio chileno de crecimiento y obesidad”, iniciado en 2006 con el seguimiento anual de una cohorte de más de mil escolares, a quienes observó desde que tenían tres años y hasta cumplir siete, concluyendo que un aumento de peso significativo a temprana edad permite predecir una obesidad posterior.

En la categoría Inicio fue premiada la doctora en Ciencias de la Nutrición, Mariana Cifuentes, y sus estudios sobre cómo se regula el tejido adiposo y los aspectos fisiopatológicos en obesidad.

Para más información: http://becassantander.universia.cl/#beca_investigacion_cientifica