Paleoclimatología CEAZA analiza posibilidad de recurrencia de aluviones en el sector de Huanta, Valle de Elqui

Enviado por Patricio Jofré – CEAZA

A través de una visita al “dique natural” que se formó en el sector de Huanta, provocado por los aluviones de la última semana de marzo en el Valle de Elqui, elpaleoclimatólogo del CEAZA, Dr. Antonio Maldonado, inspeccionó el lugar para conocer algunos antecedentes relativos a su especialidad sobre el hecho.

En el análisis el científico detectó que en el corte del perfil estratigráfico, a un costado de la carretera del sector, se pueden observar diferentes capas de sedimentos, y de diferente grosor, que corresponderían, según explica, a diferentes sucesos de aluviones y formación de lagos como el actual, en diferentes momentos del pasado geológico (ej.: de hace cinco mil años atrás y anteriores).

“En el lugar se pueden observar sedimentos que dan cuenta de una larga historia de interacción entre aluviones laterales y la formación de lagos represados por estos aluviones, y esto también se puede registrar en varios otros puntos valle arriba”, explica Maldonado.

El investigador señala que estos sucesos podrían haberse desencadenado debido a eventos atmosféricos similares a los que se vivieron a fines de marzo de este año: la elevación de la isoterma cero en las montañas de la cordillera de Los Andes, es decir, a la presencia de precipitaciones líquidas a un nivel donde generalmente nieva. Esto último debido a un alza de temperaturas, en el contexto de un cambio climático global similar al que hoy se viviría.

“Uno de los aspectos interesantes que hemos observado en los datos climatológicos que manejamos de los últimos cincuenta años, es que al menos las temperaturas de verano se han ido elevando y de continuar la tendencia podrían alcanzar hasta un 1º C en promedio para el 2030”, plantea.

Maldonado afirma que el dique natural que se generó durante las últimas precipitaciones es bastante más pequeños que los registrados en períodos geológicos anteriores. Sin embargo, advierte que de mantenerse la actual tendencia al aumento de temperaturas podría adelantar la ocurrencia de casos de esta índole, que hasta ahora, a escala humana, se han producido muy espaciados temporalmente. Por lo tanto, “sería necesario planificar el uso del espacio considerando estas variables”.

Durante estos días el científico se encuentra exponiendo en la Universidad de California-Bakersfield y  en el Desert Research Institute (DRI), Reno – Nevada (EUA), exponiendo sobre su área y trabajando con investigadores norteamericanos con los que colabora en estos temas.

Categorías: