Investigación y sector industrial: Una alianza para el desarrollo

Enviado por Gabriela Bustos - CIPA

Son diversos los proyectos de investigación que se llevan a cabo a diario en nuestro país. Persiguiendo distintos objetivos específicos, la mayoría tiene un punto en común: potenciar el progreso de Chile, y en este caso puntual, impulsar el desarrollo de la Región del Biobío.

Para materializar dicho objetivo, el Centro de Investigación de Polímeros Avanzados, CIPA, cuenta con líneas de investigación con un alto grado de pertinencia, capaces de abarcar problemáticas puntuales de la región, ofreciendo soluciones basadas en ciencia.

“Desarrollo de un sistema constructivo para el mejoramiento térmico de viviendas con base en materiales reciclados”, financiado por CORFO, es un ejemplo de lo mencionado. En términos generales el proyecto busca resolver la problemática de la falta de eficiencia energética en las viviendas y los costos asociados a esta situación, como es el caso del consumo de energía de fuentes no renovables, y la contaminación. Adicionalmente se considera aprovechar la cantidad de residuos que son generados por parte de la industria polimérica y silvoagroindustrial, para la fabricación de elementos que serán utilizados como panel y fachada ventilada.

Dicho desafío se convierte en una solución con un alto componente de innovación, pues exige el desarrollo de materiales, que debidamente caracterizados, permitirán generar nuevos elementos con características mejoradas, principalmente ligadas al espesor, dimensión, viabilidad económica, ahorro de energía, mayor confort higrotérmico y calidad.

CIPA asume la labor, motivado por el impacto que puede significar en materia ambiental. Como centro de carácter científico, conoce aspectos técnicos a seguir y cuenta con la infraestructura y capital humano para desarrollarlo. La realidad de países exitosos económicamente, ha demostrado que los esfuerzos dirigidos a fomentar e innovar, no son responsabilidad exclusiva de la academia. Las empresas apoyan y estimulan las ideas que nacen en estas instituciones, y esa unión permite a ambas crecer. Bajo esta lógica, los proyectos realizados por CIPA buscan asociatividad con empresas que reconozcan esta política.

En el caso del proyecto en mención, tanto su concepción, ejecución y cierre, contempla el apoyo de empresarios de los sectores: construcción, arquitectura y procesamiento de plásticos. Tanto ellos como el centro, comparten la percepción de que tras este tipo de sociedades, todas las partes involucradas se benefician.

Como los resultados esperan ser aplicados en la Región del Biobío, CIPA quiere potenciar las capacidades territoriales de la zona. Es así como llegó a REKO, empresa que nace el 2005 en Concepción, y que conformada por arquitectos de vasta experiencia, busca contribuir al desarrollo del trabajo de la madera.

“Para nosotros, como importadores y distribuidores de maquinaria para el trabajo de la madera, con casa matriz en Concepción, es importante que se genere valor agregado a las materias primas generadas en la región, así todos crecemos con nuevos emprendedores y productos, dinamizando la introducción de nuevas tecnologías, maquinarias y procesos”, señala Pedro Etchepare, Gerente General y Encargado de Área Comercial de Sociedad REKO Ltda.

Entre las empresas socias del centro, y con quienes ha trabajado en diversos servicios y proyectos, se encuentra también Procesadora de Plásticos Puelche, PPP Ltda. Esta empresa regional, especializada en elaborar productos en HDPE, nace en 2006, teniendo como norte la innovación y la fabricación de productos que den respuesta y soluciones a problemas de la agroindustria y de la acuicultura. Entre las características que la destacan como una empresa comprometida con el cuidado del ambiente, se encuentra el convenio que pactó con Colun, con quienes recicla envases contenedores y los transforma. Además ha generado una línea de reciclo de tuberías de HDPE utilizadas en la industria salmonera, transformándolos en productos utilizables y de calidad, dándole un fin productivo a material que antes era desechado. Entre sus asociados destaca también CIPA, a quien recurre para cumplir con los estándares internacionales de calidad en HDPE.

Participan además del proyecto Constructora Quelén y Factoria, quienes mediante la construcción y el diseño, asocian sus esfuerzos con REKO, PPP y CIPA, para trabajar en un proyecto que actualmente se encuentra en desarrollo, fabricando placas de caucho y tetrapak (que se pueden apreciar en la fotografía) y caracterizándolas mecánica y térmicamente.